CUANDO DECIDES POR UNA LIPOSUCCIÓN

rollito_panza

Seguramente eres como los tantos que al verse al espejo analiza la manera de lucir mejor, decides cuidar tu alimentación y realizar ejercicio frecuentemente, soltar algunos vicios, descansar cuando el cuerpo lo pide y sobre todo atraer la mirada y la atención de quien esta a tu alrededor.

Uno o algunos de estos parámetros son los que tomas a consideración cuando decides ir a la consulta para sentirte mejor contigo mism@

1.- Eliges tus alimentos, disminuyes porciones, haces lo posible por equilibrar tu dieta, una semana bajas dos libras o al mes llegas a los tan anhelados kilos menos, pero no es suficiente. Esos rollos en los flancos sobresalen con tus jeans y no ayudan a lucir el vestido.

2.- Haces las últimas rutinas de ejercicios, te visualizas haciendo crossfit en cualquier lugar donde existe un reto físico, despiertas pensando en yoga y pasas viendo el reloj para llegar a tu clase zumba; pero aun así estás pensando en tomar quemadores de grasa (no se los recomiendo) para desaparecer esa grasa localizada que te atormenta y parece un músculo más.

3.- Has llegado a la pubertad, tu cuerpo se ha modificado y llamas la atención de los demás por ese crecimiento acelerado y bien proporcionado que te brinda la naturaleza, hagas lo que hagas tienes dinamismo y comes como si fuera a acabar el mundo; tu cuerpo pareciera que responde a causas místicas porque ese alimento se va a los huesos y a los músculos. El tiempo pasa y ese desarrollo comienza (gracias a las mismas hormonas) a acumular grasa en zonas que antes eran sexys. Tus caderas y la espalda ahora sobresalen un poco más y ese respaldo etérico ya no te acompaña.

4.- Ves en cuponera o grupón tratamientos de esteticistas. Pruebas con mil inventos y te asesoras no solo porque tu subconsciente sabe que es publicidad insana, sino porque deseas escuchar de tu amiga que algún tratamiento es efectivo. Lo haces, te sientes mejor y al mes vuelves a tu estado original. Piensas que a todas les resulta menos a ti.

5.- Sigues en las redes lo último sobre squats, ves cuerpos que derraman armonía porque sus glúteos son perfectos. Te ves al espejo y envías mensajes subliminales a tus células grasas para que migren del abdomen o rollos de los costados al glúteo, todos los días frente al espejo. Solo un poco, no quieres llamar la atención jamás por eso. Que la ciencia mejore la forma y puedas postear tu también con orgullo ese equilibrio en tu figura.

Quizás te identificas con mi post o quieres adicionar otras más. Haz tus propuestas y recuerda siempre a donde sea que dirijas tu atención: Un profesional con excelente formación y certificación, te dará tranquilidad y una solución.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s